jueves, 10 de octubre de 2013

Boquiabierto y puertabierto.

Le tengo miedo al infinito océano, a la soledad y a vos que sois un huracán... un huracán que dio una vuelta a mi alrededor y abrió todas las puertas que estaban cerradas con llave y cadenas. Respetáme... no tenéis derecho a dejarme boquiabierto y puertabierto. Por lo menos no debería ser tan fácil., digo yo, ¿No?

No hay comentarios:

Publicar un comentario