lunes, 29 de junio de 2015

El último hombre en la isla.

El último hombre en la isla se acuesta en el suelo exhausto e insolado. Intentó tomarse toda el agua del mar para que nadie más lo abandonara pero estuvo tan concentrado que nadie se despidió de él al irse por el otro lado. El mar no cabe en el estomago de ningún hombre y no se puede tener al mundo entero en tu propia isla. Quizás a veces es inevitable quedarse solo.

Idealista.

Hay lugares que se idealizan casi por default, Florencia, París y Nueva York son el destino ideal de muchos soñasdores en el mundo y si tu formaras parte de la cultura popular seguro estarías en esa lista también. Porque creo que me encantaría vivir en Florencia, o ver la torre Eiffel desde mi ventana pero estoy absolutamente seguro que nada me gustaría más que vivir sobre tu cuerpo desnudo, después de todo es el lugar que más me gusta visitar.