viernes, 21 de febrero de 2014

El segundo ratón.

Odio romperle el corazón a muchos de mis amigos y compañeros opositores o disidentes pero al momento de despotricar en contra del hermano chavista estás siendo víctima de la manipulación del gobierno cuya agenda (No tan) oculta era separar el país en un odio profundo entre sus partes. Eres tan marioneta y tan manipulado como aquel que tanto criticas porque lo que menos le conviene al gobierno es un pueblo capaz de contrastar ideas llegando a un punto medio capaz de desnudar las falacias que escupen constantemente nuestros líderes.

Todo esto quedó en evidencia ayer en el debate estudiantil transmitido por CNN cuando los invitados estaban tan hundidos en su versión de la realidad que eran incapaces de escuchar al opuesto con el cual debatían. Creo que llegamos a un punto tan hondo en nuestro escudo de egocentrismo y orgullo que somos voluntariamente sordos a los argumentos de aquel que consideramos como opuesto o rival. Somos resentidos acusando al otro de hospedar resentimiento en nuestra contra.

A pesar que cada vez me cuesta más condenar el uso de piedras, fuego y guarimbas creo que el contraste con el poderío del armamento y el exceso de fuerza usado por ciertos "defensores de la justicia" en ocasiones justifica el acto de auto defensa. Estoy de acuerdo que ciertos focos violentos se han encargado de desestabilizar un proceso que desde un principio se denominó pacifico pero el uso de violencia excesiva contra aquellos realmente pacíficos; generalizando a todos los disidentes como violentos y radicales, es una desgracia y una injusticia.

Sigo estando en contra de las exigencias de la gente a la renuncia del presidente y aún más a un hipotético golpe de estado porque a pesar que creo que los disidentes del gobierno están creciendo al observar las injusticias que están a la vista de todos (Aquellos con redes sociales y televisión por cable) aún no somos la mayoría aplastante suficiente para exigir un cambio dentro de lo constitucional. La única forma que estoy de acuerdo que Maduro salga antes de un hipotético referéndum revocatorio es que se demuestre sus; sin duda, multidisciplinarios actos de corrupción o el supuesto arreglo de las elecciones. Sigo pensando que a través del diálogo y la paz podemos convencer a esos oficialistas cuya lealtad hacia el régimen está tambaleando de unirse a nuestra lucha que no es por defender a la oposición sino por exigir una mejor Venezuela.

He leído varios testimonios de personas que consideran que votar por Maduro estuvo equivocado y lo hicieron solo por perpetuar la filosofía que defendían y preservar la imagen de Chávez en el país. Sigamos convenciendo a esas personas de unirse a nosotros y demostrémosles que no somos esa ultra derecha fascista que los lanzará de nuevo hacia la oscuridad y el anonimato en cuanto obtengamos de nuevo el poder, como ellos creen que somos y como muchos actos violentos y radicales están comprobando.

De la película Catch me if you can: "Dos ratones cayeron en un balde de crema. El primer ratón se rindió rápidamente y se ahogó. El segundo ratón no se rendía. Luchó con tanta fuerza que batiendo la crema logró eventualmente convertirla en mantequilla y escaló fuera del balde."

La lucha aún es larga. Sigamos adelante por nuestros hermanos tachirenses. Por nuestros hermanos abusados. Por nuestros hermanos caídos. Sigamos en la lucha por una mejor Venezuela que todos queremos y sabemos que puede existir. El estado actual de Venezuela es una desgracia y el hecho de que se reniegue públicamente las injusticias que se cometen es una vergüenza. Exijamos siempre la verdad y exijamos siempre la justicia. Exijamos una Venezuela con poderes independientes que no sean una especie de hidra de cien cabezas que respondan todas a los intereses de un solo cuerpo, gobierno o ideología. Es hora de que los culpables paguen por sus crímenes, sean quienes sean. Si deben caer presos todos los políticos opositores y oficialistas pues que así sea y mejor para nosotros empezar con sangre fresca. Eso nos librará de todos los males sin necesidad de golpes de estados y muertes innecesarias. Sigamos en la lucha. Seamos ese segundo ratón.

Una vez mas, Gloria al bravo pueblo.

domingo, 16 de febrero de 2014

El arte siempre debe ser opositora.

Nunca fui de los que borraban de redes sociales a personas solo por tener una ideología política diferente a la mía, ese tipo de cosas se lo dejo a gente más radical y subjetiva. La verdad conozco personas muy inteligentes que son chavistas y unas otras tantas a las cuales les tengo mucho cariño. Escribo esto es porque recientemente he visto personas del mundo artístico que defiende el proceso e incluso falta el respeto a las protestas y a los estudiantes burlándose del descontento y las consignas, no tienen derecho a burlarse, no tienen derecho a creerse mejores ni dueños de la verdad. Están enfermos por sus egos artísticos sobreinflados. Escribo esto porque se que los chavistas tienen un muy buen punto para seguirlo siendo y no me atrevería a burlarme de ellos por eso. Escribo esto para criticar al tipo de persona que si se burla y repetir una consigna personal que siempre he tenido en la cabeza, el arte siempre debe ser opositora.

Se supone que el arte tiene una función estética y comunicativa. Originalmente el arte tenía sus funciones mágico religiosas y luego incluso obedecían a exigencias burgueses por encargos personales pero de un tiempo para acá el arte ha adquirido un carácter revolucionario encargado de denunciar las injusticias del mundo. Grandes músicos han cantado denunciando los crímenes del sistema y cineastas se han encargado de protestar con imágenes crudas dentro de historias brutales de realidades deprimentes. El arte evoluciona constantemente y las corrientes nacen para contradecer la anterior en una lucha constante de establecer nuevas verdades y desarrollar nuevos criterios estéticos.

Sin embargo, he visto una ola de artistas que luego de criticar injusticias de ciertos gobiernos se comprometen con la visión de otros solo porque están también en contra de eso que ellos criticaban y ayudan a perpetuar una visión divina de sus dirigentes como eminencias sagradas incapaces de hacer algo mal.

Yo estoy en total desacuerdo. El arte debería ser opositor perenne, opositor de todos los políticos y de todos los gobiernos. El arte es el mayor impulsador de ideas y debemos ser responsables sobre lo que decidimos enseñarle a las masas. Manipulamos conscientes e inconscientes colectivos y deberíamos siempre empujar a la gente a exigir mas de sus gobernantes. Cualquier artista que lea esto estará de acuerdo conmigo en la opinión de que el político es por naturaleza un bastardo en general. A veces he luchado contra este pensamiento porque me duele pensar que una profesión puede predisponer tus comportamientos morales pero al final los que tienen buenas intenciones o se corrompen o son aplastados por la maquinaria de hombres escondidos detrás de las cortinas defendiendo sus propios intereses. 

Repudio a los comunicadores sociales que se prestan para manipular a las masas pero entiendo que la mayoría de esas personas responden a un jefe de departamento o a un editor que a su vez responden a otra persona mas arriba que al final se encarga de censurar, manipular o decidir que quieren repetir hacia la gente para perpetuar un pensamiento o filosofía por intereses económicos. Esto ha sido así desde siempre y dudo que eso llegue a cambiar. Pero pensar que artistas se vendan para manchar su arte de consignas y filosofías políticas es nauseabundo y decepcionante. He visto artistas que elevan a políticos a estatus de dioses pintándolos como deidades sagradas incapaces de equivocarse y condenando a todo aquel que se atreve a denunciar algo en contra como un apátrida traidor manipulado por el sistema. Patético. Siempre deberíamos impulsar a la gente a exigir más de nuestros gobernantes porque siempre pueden hacerlo mejor. Si no pueden hacerlo mejor pues entonces es hora de que otro que si pueda ocupe ese cargo.

Mañana mismo puede llamarme Nicolás Maduro y decirme que me va a dar un cheque en blanco para grabar la película que estoy escribiendo actualmente y eso no me va a hacer votar por él en el momento de las elecciones porque yo no voto por promover mi arte. Cuando votamos no votamos por el que nos beneficia en algo especifico, deberíamos votar por aquel que nos ofrezca el mejor paquete completo. Podría llegar alguien con una visión de impulso del cine venezolano extraordinaria pero si sigue perpetuando la educación de mierda que estamos recibiendo así como el transporte público obsoleto yo no voy a votar por esa persona. Siempre exigiré más de mis políticos, por el bien de mi país y de mi gente.

Todo esto considerando que si tengo que "elegir un lado" sería mas de izquierda que de derecha. Igual estos conceptos los considero obsoletos también. El bienestar social no debería ser asignado a un ala de gobierno. El bienestar social es algo que deberíamos exigirle a todos. Podría sentirme identificado con algún movimiento político o alguna filosofía pero siempre me encargaré de desnudar sus fragilidades para impulsarlo a ser un gobierno mejor.

El arte es subjetivo, eso lo entiendo. A veces es difícil separar lo que es objetivamente correcto y los sentimientos personales con respecto a alguna filosofía al incluir todo en un paquete emocional que es el producto artístico. Lo importante es aceptar que además de artistas somos ciudadanos y como ciudadanos capaces de ver cosas que los demás no pueden o quieren, tenemos la responsabilidad de mostrarnos eternamente insatisfechos ante como se maneja a una sociedad. Es nuestro deber. Si queremos hacer que movimientos transciendan entonces alabemos sus fortalezas pero expongamos sus debilidades. No mitifiquemos individuos para perpetuar una filosofía. Solo así los movimientos crecerán con la humanidad y evolucionaran con el tiempo. Cada vez tenemos mas exigencias como raza, debemos aprender a mejorar para satisfacerlas todas. Por eso critico a los artistas que funcionan como soldados de políticas o gobernantes. Los artistas deberían ser soldados defensores de la humanidad presionando siempre para que nos traten mejor.

Deberíamos siempre denunciar las injusticias de los políticos y de sus gobiernos. Debemos siempre exponer las debilidades para impulsar a la gente a presionarlos a mejorar. Las utopías son imposibles pero no por eso debemos dejar de buscarlas e impulsar a la gente a hacerlo. Encarguemonos de denunciar, encarguemonos de buscar un presente mejor. Dejemos de crear dioses, la gente realmente nos lo cree ya que somos los únicos capaces de hacerlo. ¿O no es la biblia la obra literaria mas vendida de todos los tiempos? Que el arte sea siempre opositora de todos los gobiernos y de todos los políticos para impulsarlos a ser mejores, por el bien del mundo y por el bien de su gente.

sábado, 15 de febrero de 2014

Somos el futuro.

Hoy; al tercer día seguido de protestas, como a eso de las 2 de la tarde, estuve parado en medio de todo el caos analizando mi alrededor confundido. De pronto no estaba seguro si quería estar ahí, mentira... sí quería estar ahí, solo que ya no estaba seguro por qué. A mi me parece admirable todo esto de desasociar las protestas de los partidos políticos y ejercerlas como la juventud y no como "Los de Capriles" o los de quien sea pero creo que esto está trayendo a flote unas serias carencias de homogeneidad accionaria de parte de los manifestantes. Al carecer de un liderazgo centralizado han emergido unos cuantos líderes en potencia que realmente les cuesta llegar a un acuerdo en cuanto a que se debe hacer y cómo. Unos quieren paz y otros quieren "peos" y la gente realmente no sabe a quien seguir. Algunos pasan parte del día formando peos y el resto del día buscando paz. Es hora de sentarse a pensar en por qué estamos haciendo esto, o mas bien, qué es lo que se quiere lograr y como hacerlo.

Honestamente pienso que forzar al gobierno a dimitir es una ambición irreal. Además creo que la oposición no tiene el derecho de sacar a la fuerza a alguien que lo eligió la otra mitad del país; corrijo, creo no, estoy seguro que no tiene derecho. También es cierto que el gobierno no tiene el derecho de gobernar solo para la mitad que está con ellos pero a eso volveremos ahora.  Hoy vi  una página que proponía exigencias que me parecieron válidas y sensatas. (http://elperiodistacivico.com/?p=701#sthash.O957tWxW.QoQDUUmL.dpbs) Visiten la página si quieren saber más.

Las exigencias decían:

Desarme de los colectivos y grupos paramilitares adeptos al gobierno.
Destitución del presidente de CONATEL. No se sancionan a los medios simpatizantes al gobierno, aún cuando infringen las medidas dictadas por la ley.
Destitución de Luisa Estela Morales del TSJ.
Destitución de Iris Varela como Ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario.
Rescatar otras áreas productivas independientes al petróleo, como por ejemplo la agricultura.
El cese del adoctrinamiento de las FANB. Ellos no están para servir a un proyecto político.
Estimulación del libre mercado como medida para atacar el desabastecimiento
Trato humanitario a Simonovis.
Mejora del presupuesto universitario.
Atacar la inflación.
Rescate y abastecimiento de la red de hospitales públicos y CDIs.

Todo esto es sensato. Todo esto es realizable. Todo esto promueve la democracia.

Ahora viene el como, y aquí es donde se pierde la mayoría de las personas. El miércoles hubo una convocatoria de una marcha pacífica, a esta marcha fueron miles y miles de personas a nivel nacional lo cual inspiró a mucha gente a creer que el cambio realmente estaba cerca. Los dos días siguientes han estado menos personas presentes. ¿Por que? Las protestas se están radicalizando a nivel nacional y eso está asustando a la gente. Ahora viene el debate, ¿Radicalizarse para hacerse escuchar o convocar a la paz para atraer mas gente?

¿Radicalizarse? Sin duda para un grupo esta es la propuesta más fácil. Si lo que se quiere es hacer ruido radicalizarse es el camino. Si lo que se quiere es paralizar la ciudad radicalizarse es el camino (Más fácil). Si lo que se quiere es demostrar que se está molesto radicalizarse es el camino. Un amigo me dijo hoy: "Es que hay demasiada gente que ha estado callada demasiado tiempo, esto es el producto de eso." Estoy de acuerdo en eso. Estamos en épocas pasionales. También pienso que cuando una protesta es para demostrar descontento es casi inevitable que se termine tornando violenta, sobretodo cuando se es desvergonzadamente ignorada. A veces creo que los líderes que convocaron la protesta sabían esto y esperaba que se radicalizara aunque elijo no creer que haya gente tan atroz y manipuladora. La frustración y la impotencia suelen exteriorizarse de manera violenta como una explosión pero debemos luchar en contra de estos instintos y pensar si realmente se logrará algo con esto. Ya el gobierno sabe que la oposición existe, sabe que es alrededor de la mitad del país y sabe que está molesta. ¿Realmente están logrando algo? Esta gente está paralizando la ciudad, quemando cauchos y pipotes de basura y dejan a su paso huecos en la carretera producto del calor y suciedad de escombros y cenizas. ¿Creen que la oposición es suficiente para alzarse violentamente? ¿Los tupamaros no están mas y mejores armados que nosotros? ¿Cuantos de estos pseudo radicales corren al primer disparo al aire? Hoy vi un poco de gente caminando llenos de rabia arrancando cosas de la ciudad a su paso demostrando ser la horda violenta que el gobierno tiene años asegurando que somos. Encima de esto se gritan consignas asegurando que el chavista es bruto y que todas las personas de los entes gubernamentales están robando. El chavista no es bruto señores, solo se enamoró de la persona equivocada y está cegada por el amor. Bruto es el opositor que no entiende eso. Bruto es el opositor que piensa que haciendo las cosas igual que siempre se lograrán resultados distintos. Bruto es aquel que cree que insultando va a convencer mas que dialogando. Obviamente aquí estoy ignorando a todos esos "chavistas" que se benefician económicamente de manera egoísta del gobierno. Esos que solo les importa el bienestar propio. Esos son clase aparte, son realmente unos hijos de puta. No, aquí hablo de los que realmente se enamoraron de las promesas de Chávez, esas promesas que me hicieron dudar incluso a mi en algún momento de mi adolescencia.

¿Convocar la paz? Cualquiera que me conoce sabe que soy una persona que condena la violencia y que asegura que la paz siempre es la medida correcta. La paz atrae mas gente, la paz propicia al diálogo. Realmente creo que estamos en un punto tan bajo en el país que incluso los oficialistas se están dando cuenta de todo. A esas personas son las que tenemos que convencer de unirse a nosotros. No es cuestión de volver al opositor mas opositor, esa misión está cumplida desde hace tiempo. Con cauchos quemados, con violencia y con insultos asustamos al que debemos convertir en nuestro aliado. La clase baja está afectada, todos estamos afectados. Todos queremos un cambio. La verdadera salida es unirnos todos para esto. Aparentemente no hemos aprendido nada de nuestros errores. ¿Por que la campaña de Capriles fue tan efectiva? Buscaba la unión, buscaba el dialogo. Demostraba que no iba a haber persecución. Hablaba de integrarnos, de ser un solo país. Hacia allá debemos apuntar nosotros. Realmente pienso que estamos a un paso de ser mayoría aplastante si tomamos la decisión correcta. Varios están a punto de convencerse, ayudemoslos a dar ese paso. ¿Que las protestas pacíficas no sirven en países tan violentos? ¡Mentira! Martin Luther King era negro en país de racistas. Había gente que lo consideraba inferior a ellos y logró un cambio. Mandela igual. ¡Gandhi! La violencia es para los que no saben dialogar.

Es verdad que he llevado franelas extras los tres días para usarlas como capuchas de ser necesario. Sin embargo no voy con actitud de buscar problemas, voy solo preparado para afrontarlos. Estoy dispuesto a luchar por mi libertad de expresión en caso de ser reprimido. El jueves nos encontramos a la guardia de frente durante una caminata y un joven gritó: "Esto es simple. El que esté dispuesto a recibir un tiro por su país venga adelante conmigo." Yo tragué grueso y caminé adelante con él y otros más con las manos en el aire demostrando una actitud pacífica. La guardia se movió y nos dio paso.

Los cambios no se fuerzan, los cambios se inspiran. Quizás se pueda cambiar el país a la fuerza pero esto solo perpetuara el ciclo de resentimiento. Rompamos el ciclo. Protestamos en contra de la violencia de forma violenta, somos unos hipócritas. Seamos lo mejor que podemos ser. Aprendamos de nuestros errores. Unamosnos para cambiar. Estamos haciendo historia, hagamosla de la manera correcta. De la manera que nos enorgullezca después. Hacer paz en medio de la guerra es un verdadero acto revolucionario. Caminemos hasta que nos sangren los pies y recibamos sol hasta que se nos caiga la piel si es necesario. Tenemos el poder en nuestras manos, somos los estudiantes y somos el futuro.

jueves, 13 de febrero de 2014

Patria de verdad.

Recientemente comentaba triste con unos amigos que veía con mucho pesimismo el futuro del país. Viendo la cantidad de gente competente y preparada que estaba emigrando me preguntaba si los que realmente pueden hacer la diferencia no estarán presente cuando los necesitemos. Aseguré que los que se quedaban eran los corruptos, los conformistas, los que no se podían ir y unos cuantos ilusos (Incluyéndome a mi entre los que no se pueden ir). Hoy marchando por la libertad me di cuenta que esos "unos cuantos" son muchos mas de los que creía y muchos mas de los que se necesitan para hacer la diferencia.

Exceptuando a unos pocos jóvenes que aprovecharon la ocasión para faltar a clases, algunos que estaban bebiendo en la marcha y algunos otros que no sabían ni por qué estaban luchando repitiendo consignas banales y tontas, en general vi a una juventud llena de pasión por su país. Nunca he creído mucho en el patriotismo porque siento que se presta a convertirse fácilmente en chovinismo balurdo pero hoy vi gente realmente dispuesta a luchar hasta el final por su país y todo lo que representa. La visión de calles inundadas de jóvenes (Y otros no tan jóvenes) caminando bajo el inclemente sol solo para darse a ver y escuchar fue increíblemente inspiradora tanto para mi como para algunas personas que al vernos caminando frente a sus lugares de trabajo los abandonaban para unirse a la marcha.

En este momento; unas 18 horas luego de que salí de mi casa a protestar, aún llegan reportes de valientes que siguen protestando en medio de intimidación de colectivos violentos y policías cobardes. Mi facebook está inundado de videos y fotos que me llenan de tristeza, orgullo y coraje en proporciones iguales. El himno nacional nunca ha sonado tan puro ni tan fuerte para mis oídos como en esos videos y como en esta tarde. Otros cuantos videos muestran grupos armados aprovechando sus amistades gubernamentales para salir a hacer caos intentando intimidar y amedrentar pero solo provocando molestar mas al colectivo.

Una verdadera lastima las muertes que se han dado hasta ahora, me rechazo a caer en declaraciones como que sus muertes eran necesarias para algo mas grande. Creo que un pueblo realmente grande debería lograr cambios sin perdidas, pero eso nos dice mucho del estado de humanidad del país. La vida del pueblo ha sido devaluada constantemente durante los últimos años. Me pregunto, ¿Cuantas vidas cuestan una libertad? Quizás el tiempo lo diga, pero para ser un beneficio que deberíamos disfrutar gratis hasta ahora está resultando demasiado cara.

Siempre he caminado de puntas cuando me toca opinar de la situación del país, quizás porque realmente creo que el chavismo es (O era) mayoría en todas las elecciones que perdimos. Pero el día de hoy fue un sacudon para terminar de abrir los ojos. Dictadura no es una palabra que se debe usar muy a la ligera, pero luego de ver como la prensa le dio la espalda al pueblo presuntamente por ordenes directas del gobierno (Ese pueblo que tanto dice querer y proteger) me doy cuenta que quizás he sido un iluso. Llegar a mi casa desesperado por saber mas de los acontecimientos y tener que recurrir a redes sociales, que en su mayoría son fuentes poco confiables que suelen repetir rumores, es realmente frustrante y decepcionante. Como estudiante de Artes Audiovisuales y futuro cineasta y miembro de la sociedad audiovisual de Venezuela repudio y condeno la actitud de los canales nacionales. Son una desgracia para este país y deberían sentirse avergonzados de por vida. Un hecho tan importante no puede pasar por debajo de la mesa. Siento tristeza y frustración por las personas sin internet y sin cable que se ven forzados a soportar el silencio ensordecedor de los medios locales.

La otra desgracia para este país son los militares y los policías que arrementen contra su pueblo indefenso. Incontables videos de militares pateando estudiantes y policías golpeando gente mayor ha sido un detonante para inspirarme a escribir esto. Supuestamente este blog se lee en el exterior, de ser así denuncio el abuso de poder públicamente. También repudio los estudiantes que aprovecharon la ocasión para crear violencia, esas personas que manchan la virtud de los que llamaron a una protesta pacifica. Ustedes tampoco tienen la razón. Este país está enfermo de personas que creen que la violencia es la salida a todos los problemas lo cual tendrá repercusiones graves a futuro. Espero que el día que se establezca un nuevo gobierno no sea un gobierno que perpetúe este pensamiento.

Esta será una lucha a ver quien aguanta más. Por supuesto que ellos tienen la ventaja sentados en sus cojines rellenos de plumas de CADIVI mientras envían a los demás a dispararnos, golpearnos y gritarnos pero debemos aguantar. Nos han mentido, nos hablaron de hacer todo distinto. Nos hablaron de un futuro que nunca llegó pero seguimos viviendo en la Granja Manor dirigidos por Napoleón caminando en dos patas. Todo está mal, porque como dijo Confucio: "Donde hay satisfacción no hay revoluciones". Comencemos el cambio, comencemos la verdadera revolución.

Hoy me cuesta dormir pensando en todo lo que ha pasado y no me queda mas nada que escribir esto. No me queda mas nada que pensar. No se que traerá el futuro, no se que traerá mañana pero debemos seguir adelante. Por nuestro futuro, por nuestro presente, por nuestro país. Espero que las protestas sigan siendo lo más pacíficas posible aunque por como se está desarrollando todo cada vez lo veo menos probable. No estoy invitando a la violencia, solo repudio que los pacíficos sean atacados y luego señalados como violentos. No se justifica culpar al fuego de quemarte si lo tocas voluntariamente. Hoy por hoy somos jóvenes inspirados, hoy por hoy somos jóvenes molestos, hoy por hoy reclamamos el país que nos merecemos, hoy por hoy somos los jóvenes que Venezuela siempre ha merecido y pedido a gritos, hoy por hoy tenemos patria mas que nunca. Patria de verdad, de esa a la no se le roba porque es como robarle a tu madre. De esa que te da dolor lastimarla. De esa a la que no quieres decepcionar. De esa por la cual se está dispuesto a luchar. De esa por la que se está dispuesto a morir. QEPD los que ya lo han hecho. Sigamos en la lucha.

Gloria al bravo pueblo.

viernes, 7 de febrero de 2014

Paradoja.

La paradoja del amor es que dice estar hecho para causar felicidad pero está condenado a siempre terminar en muerte. O muere el amor y sobrevive la otra persona o sobrevive el amor y muere la otra persona.

Que el amor lleve esta calumnia a la corte, tiene el caso ganado. Seguro nunca aseguró existir para causar felicidad.

Insomnio inducido.

Dos amantes se toman de la mano y comienzan a caminar admirando su lado del camino asumiendo que la otra persona también lo hace. Un día después de tiempo caminando sienten un jalón en el brazo, ambos voltean y se sorprenden al descubrir sus brazos largos, estirados y tensos como un chicle masticado sobre un terreno entre los alejados caminos de los amantes, se miran a los ojos y entienden todo. Ambos asumían que su amante les diría algo pero en realidad eran sus brazos advirtiendo que el otro estaba tan lejos que o soltaba su mano o se rompía.