jueves, 25 de agosto de 2011

El efecto mariposa.

Cada cierto tiempo considero necesario para el ser humano y mas aun para el citadino mirar dentro de si mismo e intentar renovar su pensamiento. Esta introspectiva te ayuda a conocerte y darte cuenta que hay cosas que debes cambiar o que te perturban a pesar de que intentas callarlas o esconderlas.

Hace poco decidí aventurarme a experiencias nuevas y enriquecedoras, entre esas experiencias era indispensable des-apegarme un poco de lo material e intentar conectarme un poco mas con la naturaleza y conmigo mismo. Fruto de esa inquietud tome la decisión de irme a acampar a la playa con uno de mis 3 "hermanos por decisión" y con otra amiga.

El primer día no fue precisamente ideal ya que llegamos al pueblo de Choroni y no había luz, también fuimos bastante ilusos en pensar que encontraríamos una habitación en alguna posada un Sábado de vacaciones por lo cual terminamos encontrando un lugar seco en la plaza de Playa Grande y tal cual vagabundos nos tiramos encima de nuestros bolsos a dormir en el piso. No fue una buena noche no por dormir en el piso, sino por estar preocupado de despertarme "desvalijado".

Al otro día nos embarcamos temprano en la mañana a Chuao a instalarnos y comenzar nuestro drenaje de la sociedad. Decidimos al unisono que nos ubicaríamos al extremo poco poblado de la playa y caminamos hacia allá. Instalamos nuestra carpa, conocimos a nuestros vecinos y es increíble pensar que 4 días que parecían un año de experiencias pero medio día de diversión ya pasaron.

Aprendí muchas cosas sobre mi mismo. Me quejo de cocinar en mi casa sin embargo me despertaba temprano a buscar ramas para doblar y quemar y soportaba el humo intenso en ojos y pulmones para poder comer algo en la playa. Me quejo de despertarme temprano en mi casa sin embargo todos los días despertaba a las 5 am para ver el amanecer en la playa. Me quejo de no tener carro en Maracaibo sin embargo camine 3 horas de ida hacia una cascada sin medias lo cual destruyó mis tobillos y mi sangre tiño de rojo mis gomas cosa que me ganó el sobrenombre de "La pasión de Cristo". Me quejo de no tener saldo o del internet lento cuando no podía ser mas feliz sin celular ni computadora. Cosas que debo cambiar.

Aprendí también que hay gente que dice ser una cosa y es otra completamente distinta. Gente que se rehusé a aprender de sus errores por miedo o por negación. Gente que se aprovecha de otra gente de forma sin vergüenza. Gente que no aprovecha las oportunidades que se les presentan de forma clara. Gente ingenua. Gente que siente que debe salvar o ayudar a la mayor cantidad de personas que pueda. Gente que esta conectada sin tener absolutamente ningún encuentro previo. Todo tipo de gente.

Como le comentaba a una nueva amiga, lo importante de estos viajes no es que aprendas a cocinar con leña, que sepas encender una fogata, que sepas armar una carpa, que conozcas mucha gente o que camines 3 horas para ver una cascada hermosa, lo mas importante de todo es que tu estas solo con tus pensamientos, y estar solo con tus pensamientos te hace aprender de ti mismo y de las cosas que están mal en ti.

En este viaje no tenia señal en el celular ni pila, no tenia facebook ni twitter, no tenia hotmail y no tenia directv. Aquí si sentía o pensaba algo estaba forzado a afrontarlo y no ahogarlo subiendo el volumen de los aparatos electrónicos.

En este viaje compartí con argentinas, con caraqueños, con bielorusos, con barquisimetanos, con un californiano y con un polaco. Gente que decidió viajar por el mundo para conocerse a ellos mismos. Se cansaron de tomar las decisiones equivocadas en casa y se largaron a tener este pequeño viaje mio a gran escala. Es increíble que conociendo al resto te conoces a ti mismo, viajar tiene que ser la mejor medicina del alma y de la mente e incluso puede estar entre los mejores libros para el cerebro.

Todo esto me pareció surrealista e increíble pero al mismo tiempo inspirador. Si yo siento que aprendí tanto en 4 días, ¿Que tanto se puede aprender en viajes de años enteros?

¿Han escuchado del proverbio chino del "efecto mariposa"? "El aleteo de las alas de una mariposa pueden provocar un tsunami al otro lado del mundo". Bueno... alrededor del mundo todos los días alguien cambia su forma de pensar, ya sea en China, en Islandia o en Rusia. Esa persona cambia y esas ondas de cambio se expanden y tocan a una que otra persona en el mundo. Esos que se atreven a cambiar generan sus propias ondas de cambio que seguirán por el mundo hasta llegar a otras. Yo acepté mi cambio y estoy aquí generando estas ondas de cambio para ti lees esto.

Quizás no me creas todo lo que te digo, coño, pasamos 5 años en el colegio y aprendemos muchísimas cosas de las cuales muy pocas cambian de verdad nuestra vida. Yo creo que para creerme debes irte a acampar o a un retiro, debes meditar o dedicarte a ti mismo un tiempo. Un día no es suficiente, debes aprender soportarte a ti mismo y a tus pensamientos por varios y veras que aprenderás una que otra cosa de ti mismo, de tu vida y de tu universo.

Atrévete a pasar menos tiempo con la electricidad y mas con tus pensamientos y con la naturaleza.

viernes, 12 de agosto de 2011

Hacia lo salvaje.

Si, una vez mas una película ha inspirado una entrada a mi blog. Sin embargo no vengo a dar un review de la película Into the Wild, aunque si recomiendo que la vean.

Pregúntenle a cualquier persona cual seria su concepto de libertad y luego pregúntenle si ellos se consideran libres, todos se consideran libres sin embargo pocos de verdad lo son. Nos hemos entrenado para dosificar nuestros instintos al punto que dejamos de sentir el llamado de la naturaleza. Vivimos en nuestra jungla de concreto que sin darnos cuenta se convirtió en una jaula de la cual es impensable salir. Todos queremos mudarnos a New York, Paris o Tokyo y nadie quiere mudarse a la Sierra, a Mérida o a una isla a pescar, nuestras aspiraciones son pasar de una sociedad que te reprime a otra en la cual eres aun mas insignificante.

Nos quejamos de todo lo que podemos sin embargo necesitamos menos de la mitad de las cosas que tenemos. El internet es muy lento, el televisor es muy pequeño y los mensajes de texto no se envian mientras que alguien en algún lugar tiene que caminar 30 kilómetros hasta un río para llevar agua potable a su casa.

Yo soy citadino, lo acepto. Pero creo que todos deberíamos tomar el ejemplo del protagonista de la película y dedicarnos un tiempo a nosotros mismos y a la naturaleza. Yo he ido a la Gran Sabana, a la laguna de Sinamaica y a granjas en Islandia, he visto como viven y he visto que ellos no necesitan ni desean las comodidades que nos sobran a nosotros. Las comodidades son finas, pero también son un escudo, un escudo para evitar pasar tiempo con nosotros mismos, afrontar nuestros demonios y conocernos a fondo.

¿De verdad necesitamos un televisor de 50 pulgadas, un reproductor de Blu-ray y un Playstation 3? No. Necesitamos unos padres que nos apoyen en los mas mínimos de nuestros sueños y nos empujen a aspirar a ser lo mejor que podemos ser. Necesitamos una cama y 3 comidas al día y necesitamos expresarnos de cualquier manera que se nos ocurra y también necesitamos a veces abandonar todo lo que tenemos para de verdad aprender a apreciarlo. Las comodidades no son malas, a mi me gustan, a todos nos gustan, nuestro problema es que no las apreciamos, nos quejamos de todo mientras que para algunas personas es impensable siquiera aspirar a tenerlas.

Conozcan la naturaleza antes de ir a conocer las grandes metrópolis y aprendan que hay mas en la vida que tener el ultimo modelo de cada uno de los artículos en nuestras casas. Somos mamíferos que evolucionamos pero seguimos siendo animales y seguimos siendo parte de la naturaleza aunque la neguemos.

Viajen una semana a Sinamaica, a la Gran Sabana, vayan a Brasil, a los Llanos, a Mérida, déjense crecer el pelo y la barba, dejen de preocuparse por lo que piensen los demás, enamorense y déjense enamorar, coman con las manos y toquen guitarra, aprendan a preocuparse por lo que ustedes quieren, dejen de quejarse de sus problemas con sus novios y resuelvanlos, y si no terminen la relación, nosotros no vivimos para los demás, vivimos para nosotros mismos y los demás deben considerarse con suerte de compartir esto que vivimos con ellos.

Seamos salvajes por un momento, somos suficientemente salvajes para crear guerras pero no para conectarnos con la naturaleza. ¿Donde cabe eso?

Mucha gente vive mas en 20 años de lo que viven otros en 80. Lo que la gente no entiende es que la vida no se trata de sobrevivir... se trata de vivir.