domingo, 20 de octubre de 2013

El ojo del huracán.

El héroe vuela por el aire dentro de un huracán impulsado por los violentos vientos. Todo da vueltas y ya no sabe donde está ni que sucede, ya ni siquiera sabe diferenciar el cielo del piso. El héroe está rendido, está cansado de no entender que sucede y tiene una sed terrible que en ocasiones lo hace alucinar. A veces no está seguro si está soñando o está despierto porque pocas cosas tienen sentido desde un tiempo para acá. Muchas veces quisiera estar soñando solo para despertar y que todo tenga sentido. De vez en cuando puede ver conocidos volando por ahí también, él quisiera tomar sus manos pero ellos disfrutan o sufren el huracán en su propia manera, algunos incluso disfrutan sufrirlo le pareciera a él. Un día inesperado el huracán suelta al héroe tirándolo de cabeza al suelo en un extraño lugar pacifico. El héroe se levanta y siente un dolor en su labio, se toca el labio inferior con el dedo medio derecho, se mira una pequeña gota de sangre y se da cuenta que se rompió cuando cayó contra el suelo. El héroe se limpia la sangre con el pantalón manchándolo cerca de su bolsillo derecho, se limpia la arena de la franela y mira alrededor. Está completamente solo y no puede ver mas allá de cierta distancia por una especie de pared gris de nubes, polvo y vientos huracanados. Al héroe no le gusta mucho sentirse solo pero por un momento las cosas finalmente tienen sentido, mira hacia arriba y logra ver el cielo y eso definitivamente le sienta bien. De pronto escucha un grito de mujer e inmediatamente después una chica cae en el suelo cerca de él saliendo disparada desde la pared gris, el héroe corre a ayudarla a levantarse y la chica lo mira a los ojos. El héroe no cree en el amor a primera vista pero sabe que esto es probablemente de lo que la gente habla cuando lo dice. La chica lo abraza, está encantada de haber salido de su huracán y disfrutar este momento de paz con el héroe. El héroe la mira a los ojos e inmediatamente pierde la sed con el mar de su mirada. Ninguno dice nada, ninguno cree en el destino pero ambos saben que están ahí juntos y solos por algo. La chica lo mira sin parpadear lo que parecen ser horas y el héroe eventualmente decide besarla. Él sufre mientras la chica besa su labio roto pero las heridas del pasado son insignificantes ante el placer del presente. El héroe está dispuesto a reabrirlas con tal de disfrutar de este momento con esta chica. Ambos disfrutan su ojo del huracán juntos. Ambos saben que no durará mucho por lo que se abrazan y se acarician como si no hubiera mañana. Ambos saben que en cualquier momento el huracán volverá a tocar sus puertas y los separará llevándolos de nuevo a dar vueltas sin sentido. El héroe lo sabe. la chica lo sabe, nosotros como espectadores lo sabemos e incluso el puto huracán lo sabe. Pero en ese momento; no importa que tan poco dure, ambos se comprometen a disfrutar la música que componen los sonidos de sus labios conociéndose apasionadamente.

jueves, 17 de octubre de 2013

Inspiradamente irracional.

Cuando te encuentras con alguien como ella asusta porque te hace sentir desnudo sin tocarte y te hace sentir besado sin besarte. No digo que sea malo, solo que no estoy acostumbrado a que me hagan sentir así sentado en una mesa de un centro comercial. Ese nivel de intimidad en el que no es necesario pretender nada y aunque lo hicieras ella se daría cuenta inmediatamente, ¿Saben? ¿Como se llega a ese punto tan fácil? ¿Donde está el atajo que agarró? Y para ella todo esto es un juego; claro, ella no tiene nada que perder, ella no acaba de encontrarse a la mujer con la que tiene años soñando, ella no, ella solo baila alrededor de mi y pasa a través de mi como un fantasma y yo estoy ahí observándolo todo completamente confundido. ¿Que mierda está pasando? ¿Que se cree ella para resolverme tan bien recién conocidos? Solía encantarme jugar este juego. Solía ser yo el que bailaba alrededor jugando al desentendido y al despreocupado pero por primera vez en mucho tiempo las apuestas son demasiadas altas y es como que quieres hacer un "all-in" a la mesa sabiendo que tu mano no es tan buena pero que si ganas el premio será el mas dulce que hayas ganado pero al mismo tiempo si pierdes probablemente el daño sea irreparable. ¿Que se supone que se tiene que hacer cuando idealizas a una mujer y al abrir los ojos está ahí frente a ti justo como la idealizas? Da miedo, se los digo. Pero de ese miedo que te empuja a ser inspiradamente irracional como lo estoy siendo en este blog, hablando de ella como un loco a nadie y bueno, también a todos.

miércoles, 16 de octubre de 2013

Todo y tu.

"Todo es arte, si se hace bien" leo y pienso: Alguien debería felicitar a tus padres entonces.

Ya era hora coño.

-¿Por qué siento que nos conocemos tan bien? dice ella. Yo sonrío y le acaricio la mejilla mientras paso su cabello por detrás de su oreja. "Es que he escrito tanto de ti que ya era hora de que llegaras." le respondo.

lunes, 14 de octubre de 2013

El héroe blanco y negro.

Un hombre fuma en un bar oscuro y todo está en blanco y negro. El bar está medio lleno, hay 3 parejas bailando en la pista. Una de ellas de un hombre de apariencia latina y una chica rubia se ven particularmente enamorados o quizás excitados, a veces es difícil diferenciar eso. Las otras dos parejas bailan divirtiéndose aunque una baila mucho mejor que la otra, es el hombre de una de las parejas, parece estar nervioso. Hay una pareja que se besa apasionadamente en los muebles de una de las mesas pegadas a la pared, ella abraza el cuerpo del hombre con su pierna izquierda, tiene las piernas increíbles y se le ve un poco el culo (Que por cierto también es bellísimo) por el vestido corto negro que lleva. Tres hombres vestidos de traje, uno tiene un sombrero fedora de líneas gris claro, hablan misteriosamente en la mesa cercana a esa pareja, probablemente estén planeando un crimen pero entre el alto contraste del blanco y negro, y la lejanía que tienen con nuestro protagonista es imposible saber de que hablan. Los muebles probablemente eran rojos pero se ven gris claro, quizás son rojo claro y me gusta pensar que son de terciopelo. Hay una banda de personas afrodescendientes (Se dice así para ser políticamente correcto) tocando jazz bebop a todo dar improvisando tres cuartos de todo lo que están tocando. El saxofonista se ve particularmente emocionado con su boina negra de mimo francés y tirantes, en cualquier momento se le va a caer la boina si sigue moviendo la cabeza tan bruscamente. El hombre; nuestro héroe, está sentado en la barra y sigue fumando sin dejar de mirar su cenicero. Tiene una franela de cuello abierto y un saco negro deportivo, probablemente tenga un poco de calor. El humo gris sube frente a su cara y se evapora bailando al ritmo del jazz. El bartender con delantal negro se le acerca al hombre y lo mira con interés. El hombre levanta la mirada y levanta su barbilla preguntándole que espera deducir mirándolo tanto. El bartender pasa su trapo de la manera mas cliché por la barra frente a él y lo sigue mirando esperando respuesta. El héroe suspira y le habla: "¿Sabes cuando no estás seguro si tienes miedo o tus instintos te están diciendo algo? Bueno, yo nunca había podido ignorar mi intuición así que caí en la trampa. Creo que todos se burlaban de mi mientras me alejaba de ella. El error mas obvio que cometí." El héroe apaga el cigarro en el cenicero. "Todavía pienso en eso, aún no estoy completamente seguro. Me gusta creer que fueron mis miedos porque sino no tiene sentido que me arrepienta tanto. Si una mujer te hace cuestionar tu nivel de estabilidad mental el día que la conoces entonces sabes que encontraste a alguien especial." El bartender asiente con la cabeza y le pone un vaso de algo frente a él y suenan los hielos chocando contra las paredes de vidrio. Probablemente era whisky, se veía gris oscuro. Debe ser whisky porque es lo que sirven en las películas aunque a mi personalmente no me gusta, me sabe a cartón.

El viento.

Hubo una vez un hombre que vivió toda la vida dentro de una caja de cristal. Un día después de mucho cuestionarse decide con nerviosismo abrir una ventana y al hacerlo siente las caricias del viento por primera vez en su vida, el hombre se extasía y no puede creer la maravilla que se había estado perdiendo. Procede a sacar la cabeza por la ventana para sentirlo más fuerte pero al hacerlo ve el cabello del resto de las personas moviéndose mientras estas sonríen. El hombre en un histérico ataque de celos recoge todo el viento del mundo y lo encierra en su caja de cristal pero días después terminó dejándolo ir deprimido porque el viento que tanto amaba cuando estaba encerrado se convertía en aire y ya no lo acariciaba.

jueves, 10 de octubre de 2013

Boquiabierto y puertabierto.

Le tengo miedo al infinito océano, a la soledad y a vos que sois un huracán... un huracán que dio una vuelta a mi alrededor y abrió todas las puertas que estaban cerradas con llave y cadenas. Respetáme... no tenéis derecho a dejarme boquiabierto y puertabierto. Por lo menos no debería ser tan fácil., digo yo, ¿No?

martes, 8 de octubre de 2013

Ojalá.

"Ojalá fuera mi vecina para hablar todas las tardes en las escaleras sin demasiado protocolo." piensas fastidiado de las convenciones sociales de cómo comportarse cuando encuentras una mujer increíble.

sábado, 5 de octubre de 2013

Cascada.

Y es que a veces vivo como anestesiado e inmune al montón de cosas que pasan dentro de mi. Como un corredor tan concentrado en la cinta de la meta que no se da cuenta que tiene las piernas completamente fracturadas y no se entiende como puede seguir en pie y muchos menos corriendo. Como una cocina que tiene días y días botando gas y solo hace falta una chispa para provocar una explosión inesperada que me convierte en un volcán infinito de emociones variadas. Lo interesante de esta chispa específica que me explotó es que fue como una luz que entra por un hueco a un cuarto oscuro y alumbra enseñándome hacia donde puede quedar la salida. Y miro la luz fijamente y me ciega y de pronto despierto en un río en medio de dos acantilados y no se como llegué ahí y la verdad no importa mucho porque si no reacciono pronto me ahogo o me caigo por la cascada a mis espaldas. Y nado hacia la luz hipnotizado y me doy cuenta que es una llama de fuego y quiero acercarme pero primero debo aprender a calmar el río porque sino me arriesgo a apagar la llama y si apago la llama vuelvo a mi cuarto oscuro. ¿Como se calma un río? ¿Como se alumbra una habitación sin ventanas? ¿Debo nadar hacia la llama? ¿Debo caer por la cascada? ¿Debo tapar el hueco por donde entra la luz y pretender que nada sucedió? ¿Como se calman las pasiones que tenían años dormidas? ¿Como matar mis pasiones si son mi peor caída pero mi mejor inspiración? ¿Como mato mi fuente de inspiración? ¿Como no rendirme a la peor pero mas increíble de todas las drogas? Intentaré calmarme, intentaré acercarme a la llama. Quizás la apague. Quizás me queme. Quizás me prenda en fuego y nos convirtamos en una gran llama mas fuerte. Quizás y eternamente quizás. Lo bello y lo aterrador son la mejor pareja que se hacen llamar "incertidumbre".

viernes, 4 de octubre de 2013

¡Acción!

4 millones de películas se ruedan simultáneamente en Maracaibo a diario. Constantemente los protagonistas de unas son los extras de las otras pero en ocasiones especiales dos protagonistas comparten una escena y pueden disfrutar el dulce placer de ser protagonista y personaje secundario al mismo tiempo. Esto incluso a veces da origen a una escena de diálogos increíbles que cambian completamente la temática de la película y dejan al espectador fascinado y al resto de los personajes secundarios opacados. Ojala compartamos escena de nuevo pronto, la verdad me gustaría, si no es por mi aunque sea creo que se lo debemos a nuestros espectadores, me dijeron que eres su punto de giro favorito de los últimos tiempos.

jueves, 3 de octubre de 2013

Sorpresas te da la vida.

Como dice el cactus que se refresca por la lluvia sorpresa del desierto después de pasar días observando con impotencia como se evaporaba un charco a su lado... las mejores cosas te llegan cuando no las estás buscando.