lunes, 17 de noviembre de 2014

Por mas corto que haya sido el destello.

Cuenta la leyenda de unos kamikazes de conciencia que se lanzan contra las cadenas que mantienen a la sociedad en un estado mental retrogrado y obsoleto. Ellos intentan romperlas y dejarnos libres poco a poco y con perseverancia como las gotas que entre todas logran abrir un hueco en la piedra.

No debemos intentar adueñarnos de ellos porque sería como enamorarse de una estrella fugaz ni su ida tampoco debe ser una tragedia sino una celebración a que existieron y que lograron al menos sacudir esas cadenas. Solo podemos admirarlos y estar agradecidos por haberlos visto, por mas corto que haya sido el destello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario