jueves, 13 de noviembre de 2014

Amores fugaces.

-Disculpa, ¿Te conozco de algún lado?

Ella sonríe.

-No se si conocernos sea el término correcto pero una vez nos miramos un rato largo en el bus.

Él sonríe.

-Es verdad. Me quedé pensando todo el día en ti.
-Si, yo me lamenté que no me llegaste.
-Bueno... más vale tarde que nunca, ¿No?

Dice él mientras se pone cómodo. Ella cierra los ojos y niega con la cabeza.

-No siempre... mira, te presento a mi novio. Se montó en el bus cuando te bajaste y se sentó a mi lado.

Su sonrisa se borra mientras le da la mano con frustración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario