jueves, 13 de febrero de 2014

Patria de verdad.

Recientemente comentaba triste con unos amigos que veía con mucho pesimismo el futuro del país. Viendo la cantidad de gente competente y preparada que estaba emigrando me preguntaba si los que realmente pueden hacer la diferencia no estarán presente cuando los necesitemos. Aseguré que los que se quedaban eran los corruptos, los conformistas, los que no se podían ir y unos cuantos ilusos (Incluyéndome a mi entre los que no se pueden ir). Hoy marchando por la libertad me di cuenta que esos "unos cuantos" son muchos mas de los que creía y muchos mas de los que se necesitan para hacer la diferencia.

Exceptuando a unos pocos jóvenes que aprovecharon la ocasión para faltar a clases, algunos que estaban bebiendo en la marcha y algunos otros que no sabían ni por qué estaban luchando repitiendo consignas banales y tontas, en general vi a una juventud llena de pasión por su país. Nunca he creído mucho en el patriotismo porque siento que se presta a convertirse fácilmente en chovinismo balurdo pero hoy vi gente realmente dispuesta a luchar hasta el final por su país y todo lo que representa. La visión de calles inundadas de jóvenes (Y otros no tan jóvenes) caminando bajo el inclemente sol solo para darse a ver y escuchar fue increíblemente inspiradora tanto para mi como para algunas personas que al vernos caminando frente a sus lugares de trabajo los abandonaban para unirse a la marcha.

En este momento; unas 18 horas luego de que salí de mi casa a protestar, aún llegan reportes de valientes que siguen protestando en medio de intimidación de colectivos violentos y policías cobardes. Mi facebook está inundado de videos y fotos que me llenan de tristeza, orgullo y coraje en proporciones iguales. El himno nacional nunca ha sonado tan puro ni tan fuerte para mis oídos como en esos videos y como en esta tarde. Otros cuantos videos muestran grupos armados aprovechando sus amistades gubernamentales para salir a hacer caos intentando intimidar y amedrentar pero solo provocando molestar mas al colectivo.

Una verdadera lastima las muertes que se han dado hasta ahora, me rechazo a caer en declaraciones como que sus muertes eran necesarias para algo mas grande. Creo que un pueblo realmente grande debería lograr cambios sin perdidas, pero eso nos dice mucho del estado de humanidad del país. La vida del pueblo ha sido devaluada constantemente durante los últimos años. Me pregunto, ¿Cuantas vidas cuestan una libertad? Quizás el tiempo lo diga, pero para ser un beneficio que deberíamos disfrutar gratis hasta ahora está resultando demasiado cara.

Siempre he caminado de puntas cuando me toca opinar de la situación del país, quizás porque realmente creo que el chavismo es (O era) mayoría en todas las elecciones que perdimos. Pero el día de hoy fue un sacudon para terminar de abrir los ojos. Dictadura no es una palabra que se debe usar muy a la ligera, pero luego de ver como la prensa le dio la espalda al pueblo presuntamente por ordenes directas del gobierno (Ese pueblo que tanto dice querer y proteger) me doy cuenta que quizás he sido un iluso. Llegar a mi casa desesperado por saber mas de los acontecimientos y tener que recurrir a redes sociales, que en su mayoría son fuentes poco confiables que suelen repetir rumores, es realmente frustrante y decepcionante. Como estudiante de Artes Audiovisuales y futuro cineasta y miembro de la sociedad audiovisual de Venezuela repudio y condeno la actitud de los canales nacionales. Son una desgracia para este país y deberían sentirse avergonzados de por vida. Un hecho tan importante no puede pasar por debajo de la mesa. Siento tristeza y frustración por las personas sin internet y sin cable que se ven forzados a soportar el silencio ensordecedor de los medios locales.

La otra desgracia para este país son los militares y los policías que arrementen contra su pueblo indefenso. Incontables videos de militares pateando estudiantes y policías golpeando gente mayor ha sido un detonante para inspirarme a escribir esto. Supuestamente este blog se lee en el exterior, de ser así denuncio el abuso de poder públicamente. También repudio los estudiantes que aprovecharon la ocasión para crear violencia, esas personas que manchan la virtud de los que llamaron a una protesta pacifica. Ustedes tampoco tienen la razón. Este país está enfermo de personas que creen que la violencia es la salida a todos los problemas lo cual tendrá repercusiones graves a futuro. Espero que el día que se establezca un nuevo gobierno no sea un gobierno que perpetúe este pensamiento.

Esta será una lucha a ver quien aguanta más. Por supuesto que ellos tienen la ventaja sentados en sus cojines rellenos de plumas de CADIVI mientras envían a los demás a dispararnos, golpearnos y gritarnos pero debemos aguantar. Nos han mentido, nos hablaron de hacer todo distinto. Nos hablaron de un futuro que nunca llegó pero seguimos viviendo en la Granja Manor dirigidos por Napoleón caminando en dos patas. Todo está mal, porque como dijo Confucio: "Donde hay satisfacción no hay revoluciones". Comencemos el cambio, comencemos la verdadera revolución.

Hoy me cuesta dormir pensando en todo lo que ha pasado y no me queda mas nada que escribir esto. No me queda mas nada que pensar. No se que traerá el futuro, no se que traerá mañana pero debemos seguir adelante. Por nuestro futuro, por nuestro presente, por nuestro país. Espero que las protestas sigan siendo lo más pacíficas posible aunque por como se está desarrollando todo cada vez lo veo menos probable. No estoy invitando a la violencia, solo repudio que los pacíficos sean atacados y luego señalados como violentos. No se justifica culpar al fuego de quemarte si lo tocas voluntariamente. Hoy por hoy somos jóvenes inspirados, hoy por hoy somos jóvenes molestos, hoy por hoy reclamamos el país que nos merecemos, hoy por hoy somos los jóvenes que Venezuela siempre ha merecido y pedido a gritos, hoy por hoy tenemos patria mas que nunca. Patria de verdad, de esa a la no se le roba porque es como robarle a tu madre. De esa que te da dolor lastimarla. De esa a la que no quieres decepcionar. De esa por la cual se está dispuesto a luchar. De esa por la que se está dispuesto a morir. QEPD los que ya lo han hecho. Sigamos en la lucha.

Gloria al bravo pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario