miércoles, 23 de diciembre de 2015

No Votar basura.

¿Quien diría que lo que asumimos arrogantemente como ignorancia no era más que una concisa muestra de sabiduría callejera? El trabajo de eruditos bombardeandonos en paredes de las ciudades con consejos desde el anonimato. El desespero de los clarividentes en hacernos ver lo que ya era claro al acercarse de nuevo otro llamado al sufragio.

Algunos dicen que ya los entendimos. Creo que apenas estamos empezando a hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario