viernes, 4 de julio de 2014

¿Y cómo no detener el mundo por un balón?

¿Por qué detener el mundo por un balón? Se que son tiempos difíciles para mi país y que muchos se indignan de que se esté prestando mas atención a un balón rodando que a las injusticias de la vida. Pero quizás debamos prestar un poco más de atención.

No me atrevo a decir que el fútbol es mas importante que ninguna de estas cosas porque honestamente no lo es, pero como dice ese comercial que rueda por ahí "De las cosas no importantes en el mundo, el fútbol es la mas importante de todas" y que razón que tiene.

Que el fútbol es para brutos o para poco intelectuales es una visión simplista, obtusa y cuadrada de la vida. Soy bachiller en ciencias, estudié artes plásticas, me voy a graduar en cine y pienso hacer películas para vivir. Si hoy me preguntan cual es mi forma de arte favorita digo "Fútbol" sin pensarlo demasiado. ¿Que no es una forma de arte? Debe ser que no han visto jugar a Del Piero o a Messi, aún tienen tiempo, sino está youtube.

El mundo es la forma mas pura de arte, las más grandes películas de la historia no emocionan al ojo común ni tampoco lo hace una pieza de Beethoven o Chopin. Muchas personas no sabrían diferenciar un garabato preescolar de un cuadro de Picasso pero el gol de James Rodriguez contra Uruguay hizo que las comunidades indigenas y campesinas colombianas le enviaran una carta agradecidos de su magnificencia. Eso es el fútbol, no tienes que saber leer, no tienes que saber hablar ningún idioma... solo tienes que saber sentir, el fútbol se encargará de lo demás.

El fútbol es vida. El fútbol te enseña de libertad y de injusticias, te enseña de lealtad y de dolor, te enseña a ganar como los grandes y perder como los mas grandes aún. Te enseña que la vida no siempre es justa pero que si trabajas lo suficientemente duro siempre te dará revanchas. "El máximo goleador de un campeonato es siempre el mejor poeta del año." leí por ahí. ¿Como no se defiende eso? ¿Como se atreven a decirme que soy menos por seguir a la vida misma representada en un balón?

Quizás me distraigo de problemas mas importantes pero también es verdad que no han entendido lo magnífico y poderoso de este deporte. Didier Drogba pidió de rodillas detener la guerra civil de Costa de Marfil el día que clasificaron por primera vez a un mundial, su país escucho con atención y poco tiempo después lo lograron. Kuyt tiene una fundación para niños sin casas en Holanda. Centenares de futbolistas salen de la pobreza y en medio de su éxito vuelven a sus pueblos natales a mejorar las condiciones de vida, educación y por supuesto de fútbol. Porque el fútbol es la esperanza de mucha gente, es la esperanza de una vida mejor.

Y es que Joaquin Sabina, Hemingway, Pasolini, Camus y Pavarotti lo seguían. Seguro que es un deporte de imbéciles y poco intelectuales, ¿No? Hitler, Mussolini y Bin Laden también lo seguían, pero esa ya es otra historia.

Yo no hablo de la FIFA, de la UEFA o del Balón de Oro. No hablo de votaciones o burocracias. No hablo de los árbitros que se hacen los locos ante una falta o los goles que entran y no los cantan. Hablo de la emoción que causa en cualquiera ver un balón siendo acariciado dulcemente por un pie que lo lleva a besarse apasionadamente con la red. Es amor. Hablo de Tano Pasman siendo famoso a nivel mundial porque ningún sentimiento es más universal que emputarse porque tu equipo no gane en ese partido tan importante que tenía que ganar. No soy una persona que llora mucho, recuerdo haber llorado 4 veces en los últimos 10 años de mi vida y dos de esas veces fueron por fútbol.

Muchas veces me he lamentado de la vida por no darme talento suficiente para ser futbolista, pero haré arte. Al menos por ahí hay unas paralelas. Quizás en unos años haga una película del día mas triste de la historia moderna, el día que se retire Messi. O quizás haga una película del día que Venezuela implotó, el día ese que Juan Pablo Añor haga una pared con Josef Martínez y anote el gol que nos clasifique por primera vez al mundial. Ídolos del futuro.

Seguro muchas de esas personas no recuerdan la Copa América 2007, porque yo no recuerdo una Venezuela mas unida que cuando sonaba el Gloria al Bravo Pueblo por las cornetas de los televisores de todo el país. Opositores, chavistas, apátridas y patrióticos, emigrantes e inmigrantes todos desesperados viendo aquella tanda de penaltis maldita que nos mató un sueño pero que hizo nacer otro. Seguro esas personas no entienden la emoción que es ver a ingleses del West Ham o brasileños del Corinthians con la franela de Argentina por estar hinchando por Tevez en sus clubes. El fútbol poco a poco borra las fronteras y elimina el racismo y la xenofobia. El fútbol cuestiona la voluntad de los racistas logrando que un negro hijo de africanos sea el delantero referencia de Italia. El fútbol ha hecho mas por intentar mejorar la humanidad que muchas de esas cosas que esta gente defiende por pretender ser mas intelectual o esnob. Quizás debamos abrazar la humildad e intentar abrir los ojos un poco más.

"¿Como detener el mundo por un balón?", se pregunta esa gente. ¿Y como no hacerlo?, les pregunto yo. Si es la mejor esperanza que tenemos para cambiarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario