martes, 27 de mayo de 2014

Vení.

Ven y te acuestas conmigo, quiero acariciarte tanto que nos encuentren en la sala de Emergencias y nuestros codos y rodillas enredados nos hagan parecer audifonos recién sacados de un bolsillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario