viernes, 21 de febrero de 2014

El segundo ratón.

Odio romperle el corazón a muchos de mis amigos y compañeros opositores o disidentes pero al momento de despotricar en contra del hermano chavista estás siendo víctima de la manipulación del gobierno cuya agenda (No tan) oculta era separar el país en un odio profundo entre sus partes. Eres tan marioneta y tan manipulado como aquel que tanto criticas porque lo que menos le conviene al gobierno es un pueblo capaz de contrastar ideas llegando a un punto medio capaz de desnudar las falacias que escupen constantemente nuestros líderes.

Todo esto quedó en evidencia ayer en el debate estudiantil transmitido por CNN cuando los invitados estaban tan hundidos en su versión de la realidad que eran incapaces de escuchar al opuesto con el cual debatían. Creo que llegamos a un punto tan hondo en nuestro escudo de egocentrismo y orgullo que somos voluntariamente sordos a los argumentos de aquel que consideramos como opuesto o rival. Somos resentidos acusando al otro de hospedar resentimiento en nuestra contra.

A pesar que cada vez me cuesta más condenar el uso de piedras, fuego y guarimbas creo que el contraste con el poderío del armamento y el exceso de fuerza usado por ciertos "defensores de la justicia" en ocasiones justifica el acto de auto defensa. Estoy de acuerdo que ciertos focos violentos se han encargado de desestabilizar un proceso que desde un principio se denominó pacifico pero el uso de violencia excesiva contra aquellos realmente pacíficos; generalizando a todos los disidentes como violentos y radicales, es una desgracia y una injusticia.

Sigo estando en contra de las exigencias de la gente a la renuncia del presidente y aún más a un hipotético golpe de estado porque a pesar que creo que los disidentes del gobierno están creciendo al observar las injusticias que están a la vista de todos (Aquellos con redes sociales y televisión por cable) aún no somos la mayoría aplastante suficiente para exigir un cambio dentro de lo constitucional. La única forma que estoy de acuerdo que Maduro salga antes de un hipotético referéndum revocatorio es que se demuestre sus; sin duda, multidisciplinarios actos de corrupción o el supuesto arreglo de las elecciones. Sigo pensando que a través del diálogo y la paz podemos convencer a esos oficialistas cuya lealtad hacia el régimen está tambaleando de unirse a nuestra lucha que no es por defender a la oposición sino por exigir una mejor Venezuela.

He leído varios testimonios de personas que consideran que votar por Maduro estuvo equivocado y lo hicieron solo por perpetuar la filosofía que defendían y preservar la imagen de Chávez en el país. Sigamos convenciendo a esas personas de unirse a nosotros y demostrémosles que no somos esa ultra derecha fascista que los lanzará de nuevo hacia la oscuridad y el anonimato en cuanto obtengamos de nuevo el poder, como ellos creen que somos y como muchos actos violentos y radicales están comprobando.

De la película Catch me if you can: "Dos ratones cayeron en un balde de crema. El primer ratón se rindió rápidamente y se ahogó. El segundo ratón no se rendía. Luchó con tanta fuerza que batiendo la crema logró eventualmente convertirla en mantequilla y escaló fuera del balde."

La lucha aún es larga. Sigamos adelante por nuestros hermanos tachirenses. Por nuestros hermanos abusados. Por nuestros hermanos caídos. Sigamos en la lucha por una mejor Venezuela que todos queremos y sabemos que puede existir. El estado actual de Venezuela es una desgracia y el hecho de que se reniegue públicamente las injusticias que se cometen es una vergüenza. Exijamos siempre la verdad y exijamos siempre la justicia. Exijamos una Venezuela con poderes independientes que no sean una especie de hidra de cien cabezas que respondan todas a los intereses de un solo cuerpo, gobierno o ideología. Es hora de que los culpables paguen por sus crímenes, sean quienes sean. Si deben caer presos todos los políticos opositores y oficialistas pues que así sea y mejor para nosotros empezar con sangre fresca. Eso nos librará de todos los males sin necesidad de golpes de estados y muertes innecesarias. Sigamos en la lucha. Seamos ese segundo ratón.

Una vez mas, Gloria al bravo pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario