sábado, 20 de octubre de 2012

Siempre vos.

Vos y tu nariz, tus cachetes, tus pómulos rosa y tu mirada agridulce como bella y peligrosa.

Vos y tus senos, tu cabello y tus caricias que provocan perderse en ellas bajo sabanas en una tarde lluviosa.

Vos, siempre vos.

Vos maga, vos hechicera, vos hipnotista, vos peligrosa, vos gloriosa, vos todopoderosa.

Vos, siempre vos. 

¿Hasta cuando vos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario