viernes, 28 de septiembre de 2012

Gracias señor presidente.

Gracias señor presidente,

Gracias porque estos 14 años han sido de enseñanza.

Espero que el resto del país haya aprendido tanto como yo, aunque a veces viendo las encuestas y las marchas creo que aun hay gente que le falta por aprender. Pero está bien, luego aprenderán... espero.

Ahora estamos aprendiendo en lo que consiste la democracia, la democracia consiste en la decisión de la mayoría. Y es que desde hace un tiempo nos hemos preocupado por los pocos y apenas ahora es que nos hemos dado cuenta que debemos prestarle atención a los muchos.

Nos enseñaste que nos hemos descuidado, que hemos dejado que los privilegiados sean educados. Educados mediocremente pero menos mediocremente que la mayoría. Nos hemos dado cuenta que la educación publica se ha deteriorado aun mas que la educación privada (Que de por si está obsoleta) resultando en un montón de personas en la calle con una muy pobre educación.

Pusiste en el mapa a la mayoría  y ellos se dieron cuenta que tienen una voz mucho mas fuerte e imponente que la que venia comandando al país, eso te lo agradezco profundamente. De ahora en adelante los políticos prestaran atención a eso, y no me interesa que sean hipócritas, no me interesa que en verdad no les importe la mayoría y que lo hagan solo para ganar votos, lo que me interesa es que de verdad hagan algo por ellos, porque al hacer algo por ellos están haciendo algo por todos nosotros y al final eso es lo que queda, lo que hicieron, no en lo que creían.

Creo que lo mas importante que he aprendido y que quiero que el resto se de cuenta es que ésto que está pasando es culpa de nosotros mismos. Nosotros dejamos que el país se convirtiera en lo que es, dejamos que la gente tuviera una pobre educación resultando en un país muy poco educado. Dejamos de prestarle atención a los que la pedían a gritos. Dejamos de considerar a la gente de pocos recursos como venezolanos. Pensamos que ellos no tenían voz y ahora tu se las devolviste.

Todo es culpa de nosotros mismos, y cuando aprendamos a mirarnos al espejo e identificarnos como culpables es que de verdad comenzara ese cambio y ese progreso del que todos hablan y cantan.

Yo le agradezco haberme enseñado a prestarle atención a la política, y hacer que la gran mayoría también comenzara a pensar en lo que estamos haciendo por el país. Dudo que de ahora en adelante los votos sean tomados a la ligera como siento que lo era tiempo antes que usted llegara.

La lección sigue señor presidente, la lección seguirá por siempre. Porque mientras sigamos viviendo debemos seguir aprendiendo y creciendo.

Debemos aprender que no le debemos lealtad a los políticos. Los políticos son trabajadores públicos,  trabajan para nosotros, cumplen un ciclo y son reemplazados. Su trabajo proveernos de servicios básicos invirtiendo el dinero que sale de nuestro bolsillo en nosotros mismos. No porque hagan lo que tienen que hacer debemos elevarlos a estatus de dioses.

Debemos aprender que los procesos necesitan continuidad. Pero también se debe saber identificar cuando un proceso no funcionó y debe ser reemplazado por otro.

Debemos aprender que no nos debemos acostumbrar a pedir. Al acostumbrarnos a pedir les damos la ventaja a los que nos dan, y mientras nos den cosas se seguirán sintiendo superiores y nosotros inferiores. Es hora de levantarnos, es hora de exigir.

Debemos aprender que no podemos esperar por un mesías que nos enseñe el camino, debemos construir nuestro camino nosotros mismos. El problema de esperar por los demás es que quizás te lleven en una dirección que no te guste.

Debemos aprender a trabajar, a dejar de intentar ganarnos al mundo de un día para el otro sino de esforzarnos por lograr nuestros objetivos poco a poco. Debemos usar nuestra inventiva para el bien y no para las marañas y buscar atajos ilegales o inmorales.

Debemos aprender que el verdadero progreso se da a partir de los sacrificios, y si la gente no esta preparada para sacrificar nada entonces es difícil que las cosas mejoren. Aplaudimos mas (Y buscamos) el éxito instantáneo que el trabajo duro y constante.

Debemos aprender que las ideologías no deben condicionar nuestras decisiones, creer en algo no significa que debes estar de acuerdo con todo lo que hacen los que creen en lo mismo. A veces es difícil pensar que los políticos son mas que una ideología  pero analicemos sus discursos y pensemos si estamos de acuerdo con sus propuestas a contrario a ver si piensa igual que nosotros sobre alguna cosa.

Debemos aprender muchas cosas mas... pero sobretodo debemos aprender que debemos aprender. Nosotros no aprendemos no porque no podamos, sino porque no queremos.

Abramos los ojos y démonos cuenta de lo que pasa alrededor.

Han sido 14 años ya, creo que es difícil encontrar una excusa válida para que en 14 años el país esté en el estado que está. Luego de 14 años culpar a 3eros por las fallas obvias de un proceso. Luego de 14 años no aceptar que no ha hecho las cosas como son porque no ha podido ni ha sabido como. Eso me hace pensar que el señor presidente ya no le interesa arreglar las cosas sino simplemente mantenerse en el poder al que se acostumbro y aprendió a amar. Obviamente ciegos son los que escuchan al señor presidente diciendo que lo que no ha hecho en 14 años lo hará en 6.

Todos tenemos la capacidad de darnos cuenta, solo hay que atreverse a usarla. "La gente no debe temer a sus gobiernos, los gobiernos deben temer a su gente." dijo una vez un gran personaje de una película.

Yo creo que el personaje que mas ha sido nombrado durante toda esta revolución como máximo representante del proceso que vivimos ni siquiera hubiera sido chavista. Bolívar dijo una vez: "Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente."

En fin... gracias señor presidente, fue un gran educador sin querer serlo.

Atentamente,

Un ciudadano con los ojos abiertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario