lunes, 28 de noviembre de 2011

De un viaje, no de una meta

La vida se trata de un viaje, no de una meta. Vivimos tratando de cumplir meta tras meta jurando que ese es el objetivo final de nuestras vidas pero fallamos en entender que lo importante no es el destino sino el viaje.

Hay gente que transita un camino con los ojos fijos en la meta y no se preocupa a mirar hacia los lados o donde pisa y no se da cuenta que ese camino lo está influyendo y construyendo como persona mucho mas de lo que eventualmente lo hará ese destino pautado.

Debemos caernos, debemos pararnos, debemos cruzar, debemos subir y debemos bajar. A veces durante ese camino decidimos que la meta ya no es lo nuestro y nos trazamos nuevos objetivos e incluso a veces esos objetivos se quedan cortos para la gran cantidad de conocimientos y experiencias que obtenemos transitando nuestra carretera.

En el camino encontramos los amigos, encontramos los amores, encontramos los errores y encontramos los dolores. Cada uno haciéndonos crecer y haciéndonos aprender. Nunca nos debemos arrepentir del camino, nunca debemos pensar en volver atrás y cambiar algo, un camino transitado de manera distinta significa una persona distinta al llegar a la meta.

Si estás feliz con quien eres, debes estar feliz con el camino. Quizás por eso mi afán por viajar, quizás ahí está mi afán de aprender.

Una vez mas: La vida se trata de un viaje, no de una meta.

2 comentarios: